¿De qué color fueron los dinosaurios?

¡Rápido, BIOGEOSférico! Piensa en un dinosaurio, te doy unos segundos…

Fácil, ¿verdad? Seguro que te ha venido a la mente el feroz Tyrannousaurus rex, el veloz Velociraptor o ese del cuello tan largo, el Diplodocus. Todos ellos de colores oscuros, verdosos, apagados, como soldados con su traje de camuflaje… Así es como nos los han presentado en películas, documentales e ilustraciones, pero, ¿realmente fueron así?

dinosaurios-apagados

Sabemos sobre el tamaño, la forma, la nutrición e incluso el comportamiento de los dinosaurios a partir de sus fósiles: restos o marcas de animales extintos, que han sido preservados a lo largo del tiempo gracias a distintos procesos principalmente geológicos. Pero, ¿de qué color eran?

Las diferentes reconstrucciones que seguro que has visto en museos, películas o ilustraciones (o en la imagen de cabecera de este blog) muestran dinosaurios de colores grises, verdosos o marrones, como si fuesen militares vestidos de camuflaje. Estos colores resultan convincentes a la par que útiles si los comparamos con algunos de sus primos evolutivos: los cocodrilos, que gracias a su colorido poco llamativo pasan inadvertidos en el medio en el que habitan, lo cual les facilita la captura de presas y la evasión ante posibles amenazas.

Por otro lado, los pájaros, sus descendientes evolutivos directos, lucen colores muy llamativos. Esto sugiere que algunos dinosaurios, sobre todo aquellos que poseían plumas o estructuras similares, pudieron lucir estos colores, gracias a los cuales se relacionarían, cortejarían a sus parejas reproductoras o intimidarían a sus rivales y depredadores, al igual que hacen las aves. Esta segunda hipótesis ha sido respaldada a través del estudio de melanosomas, contenedores subcelulares de pigmentos que dan color a tu piel y a las plumas de las aves, en fósiles de distintos dinosaurios, como son el pequeño dinosaurio carnívoro Sinosauropterix y el dinosaurio emplumado Anchiomist huxleyi.

Analizando y comparando los melanosomas de diferentes organismos actuales con los encontrados en un fósil de Sinosauropterix, los científicos determinaros que éste último poseía una cola a rayas blancas y rojas. Llevando a cabo el mismo proceso sobre un fósil de Anchiomist huxleyi, determinaron que su plumaje era negro y blanco, excepto en la cabeza, donde lucía una cresta roja.

dinos-luminosos

Además, recientemente, se ha encontrado al norte de Myanmar una cola emplumada conservada en ámbar durante millones de años, perteneciente a un pequeño dinosaurio bípedo: el Celurosaurio. Las plumas de esta cola, perfectamente conservadas, oscilan entre el marrón y el ocre.

plumas_dinosaurio_3
Pluma de Celurosaurio conservada en ambar

Negro, blanco, rojo, marrón, ocre…  Hasta ahora tenemos pruebas de que esos eran los colores que lucían los grandes saurios prehistóricos… ¡Nada de verde, gris o pardo en los fósiles con melanocitos!

Aun necesitamos mucha más información, BIOGEOsférico, pero todo apunta a que los dinosaurios no fueron tal y como los imaginas.

🐲

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s