¿Yo también puedo utilizar el método científico?

La respuesta es , BIOGEOsférico, y estoy convencido de que, aunque no seas consciente de ello, ya lo has hecho en más de una ocasión.

Por ejemplo, ¿cuántas veces has hecho o has visto hacer mahonesa? Sabes lo que se necesita, ¿verdad? Con un huevo, un poco de aceite y una batidora con su vaso es suficiente, aunque a mí también me gusta añadirle sal, ajo y un poco de perejil.

Imagina que ya lo tienes todo listo sobre la mesa de la cocina. Cascas el huevo y derramas clara y yema en el vaso, después añades un buen chorro de aceite. Metes la batidora y bates y, ¡vaya! Se te ha cortado la mahonesa. ¡A todos nos ha pasado, así que no desesperes!

Tiras la mahonesa cortada y repites el proceso. Primero el huevo, después el aceite. Bates y ¡voilà, ya tienes tu mahonesa! Pero, ¿por qué ahora sí y antes no? ¿Será que batiste demasiado lento la primera vez? ¿Será que antes no le añadiste la misma cantidad de aceite? Amigo, en este momento no solo tienes mahonesa, sino que, además, acabas de iniciar el método científico: te has planteado un problema, lo has observado y ahora te pica la curiosidad. ¿Cuál es el siguiente paso? ¡A buscar información!

Puedes preguntar por casa, o encender tu ordenador y googlear sobre la mahonesa. En seguida encuentras que esta salsa es una emulsión. Pero, ¿qué es eso de emulsión? ¡A buscar más información! Internet te lo explica rápidamente y de un modo sencillo: una emulsión es una mezcla homogénea de dos líquidos inmiscibles, uno de los cuales se dispersa en forma de gotas muy pequeñas en el otro. El líquido que se dispersa en forma de gotas diminutas se denomina fase dispersa; el líquido en el que se dispersan estas gotas se denomina fase dispersante. En las emulsiones puede participar además un tercer elemento: el emulsionante, que estabiliza a la emulsión.

La mayonesa es una emulsión que se obtiene al dispersar aceite (fase dispersa) en un medio acuoso, el huevo (fase dispersante). La yema del huevo contiene una proteína que actúa como emulsionante: la lecitina. La lecitina rodea a las gotitas de aceite e impide que se unan unas a otras, estabilizando a la emulsión. Ahora bien, si hay más aceite del que la lecitina puede separar, la emulsión no se estabilizará y la mahonesa quedará cortada (técnicamente floculada) pues la fase dispersa se separa de la dispersante. ¡Ya has formulado tu hipótesis! Las cantidades de aceite y huevo, que contiene la lecitina, determinan que la mahonesa se corte.

imagen1

¡Venga, de vuelta a la cocina! Toca experimentar para comprobar si tu hipótesis es correcta. Vamos a hacer otro par de mahonesas en las que variaremos la cantidad de aceite que usaremos para un solo huevo: en la primera con un huevo y medio vaso de aceite, en la segunda con un huevo y un vaso entero de aceite. Si la hipótesis es cierta, la primera mahonesa saldrá a las mil maravillas, porque hay suficiente lecitina como para que si impida que las gotitas de aceite se reúnan; sin embargo, la segunda mahonesa se cortará, ya que no habrá suficiente lecitina para separar a las gotitas de aceite.

Batimos ambas mahonesas y…

La primera mahonesa sale a la perfección, mientras que la segunda se corta, porque hay poca proteína para demasiado aceite, así que no se consigue su dispersión. ¡Nuestra hipótesis ha resultado ser correcta, pero no te olvides de que sigue siendo refutable! Para que tu hipótesis se convierta en una teoría, es necesario que la misma sea comprobada un número suficiente de veces como para que se establezca una regularidad.

De esta manera tan simple, has utilizado el método científico: has observado y planteado un problema, te has preguntado cual es la causa del problema, has recogido información, has formulado una hipótesis, has experimentado y recogido datos que has analizado para comprobar si tu hipótesis era correcta, y, finalmente, has extraído una conclusión que resuelve el problema que habías planteado inicialmente. ¡Enhorabuena, estás hecho todo un científico!

Ahora te toca practicar: observa, plantea problemas y búscales una solución, piensa y diviértete experimentando.

¡Adelante BIOGEOsférico, tú también puedes con la ciencia!

💪

Anuncios

Un comentario sobre “¿Yo también puedo utilizar el método científico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s